Lactancia y alcohol: resuelve tus dudas

Lactancia y alcohol: resuelve tus dudas

Las nuevas mamás tratan de adaptar sus hábitos alimenticios, sus rutinas y su estilo de vida ante la nueva situación de su cuerpo. Una de las cuestiones que más preocupa es la toma de alcohol durante el embarazo, los efectos del alcohol en el feto, las posibles consecuencias de beber alcohol durante el embarazo o los problemas de beber alcohol durante la lactancia.

Este tipo de cuestiones apremian sobre todo con la idea de celebraciones, fiestas y ferias propias del periodo estival donde el alcohol parece inundar el ambiente. Un asadero en la playa, barbacoa en la piscina, cena en la terraza ¿y qué hacemos con esa copita de vino? ¿ese quinto de cerveza?

Todos sabemos que se recomienda cero alcohol durante el embarazo, ya que puede ocasionar el conocido como “síndrome alcohólico fetal” responsable de malformaciones fetales y retraso mental en el bebé. Durante la lactancia el riesgo no es menor. Según la web e-lactancia, una página web de referencia para conocer la compatibilidad entre medicamentos y otras sustancias y situaciones con la lactancia materna, el alcohol lo catalogan como de riesgo nivel 2, es decir, de riesgo alto. Se recomienda no consumir o consumir ocasionalmente y muy moderado.

¿Por qué? El consumo habitual de alcohol durante la lactancia perjudica el desarrollo psicomotor del bebé, provoca escaso aumento de peso y sedación. No hay que olvidar que el alcohol es una sustancia nociva, que afecta directamente al torrente sanguíneo y por tanto puede penetrar en la leche que toma el bebé.

Muchos expertos consideran que el consumo ocasional muy moderado no se considera dañino para el bebé (0,5 gramos por cada kilo que pese la madre al día). Empieza a ser perjudicial cuando se toma en grandes cantidades y de forma crónica. Por esta razón, ninguna mujer embarazada o en período de lactancia debería tomar alcohol de forma diaria. Además, cada metabolismo, cada cuerpo y cada mujer absorbe el alcohol de forma distinta así que no hay una cantidad o cifra exacta para poder beber alcohol durante la lactancia.

Lo más sensato y sabio es omitir directamente el alcohol y encontrar formas sanas de seguir disfrutando de las fiestas, las reuniones y salidas, especialmente en verano. Hay un gran mercado de bebidas sin alcohol, como nuestra ginebra GinSin que te harán disfrutar del momento con todo el sabor de la ginebra sin los efectos nocivos del alcohol. Olvídate de consecuencias para ti y para tu bebé y no corras riesgos innecesarios.

Publicado en Sin categoría y etiquetado , , , , , , , , , , .

2 Comentarios

  1. Pingback: La nutricionista Malva Castro habla de alcohol y vida sana -

  2. Pingback: ¿Existe un estigma hacia las personas que consumen bebidas sin alcohol?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *