Las cuatro claves para obtener una vida sana y feliz

Las cuatro claves para obtener una vida sana y feliz

Cuando se habla de buscar alternativas para obtener una vida sana y feliz lo primero que viene a la cabeza es que habrá que hacer sacrificios: dietas sin sabor, ejercicios insufribles, perdida del tiempo libre, etc. En realidad, el camino al éxito para conseguir una vida sana y feliz es más sencillo que todo eso. Incorporando pequeños cambios a nuestros hábitos diarios obtendremos resultados devastadores. Y lo mejor es que muchos de estos nuevos hábitos nos sonarán de nuestras madres y abuelas ¿que no?

 

Para conseguir llevar una vida plena, donde la salud física y mental sean el punto angular, basta con introducir unos pocos nuevos hábitos en nuestro día a día. Puedes empezar a plantear seis nuevas cosas que hacer para mejorar tu rutina con este póster de nuevos propósitos que puedes descargar en alta calidad para mantener presente el reto  cada día. Las claves para una vida sana y feliz residen en la comida, la actividad física, pérdida de estrés y riqueza social.

Empezando por lo básico, la alimentación sana, un estómago lleno es un estómago feliz. Las costumbres alimenticias marcan por completo el estilo de vida. Comidas copiosas y pesadas conllevan digestiones igual de pesadas que nos convierten en animales prácticamente en hibernación. Comidas demasiado ligeras nos convierten en depredadores insaciables. La clave de una buena dieta reside en el equilibrio. Mi abuela siempre decía: desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo. Controlando las cantidades de alimento ingeridos en cada momento del día ofrecemos al cuerpo la cantidad requerida de energía para cada etapa del día. Las mañanas requieren un buen chute de energía para afrontar el trabajo o los estudios, las tardes aún queda trabajo y ocio que hacer, y por las noches necesitamos darle la energía suficiente para un sueño reparador.

A parte de las cantidades, es aconsejable visitar al médico para revisar nuestro estado de salud y que nos recomiende una dieta personalizada. No obstante, por regla general, una buena dieta se basa en ingerir diariamente frutas, verduras y granos integrales variados, cocinar platos que alternen la ingesta de carbohidratos y proteínas. Así como limitar el consumo de las bebidas con muchas calorías, azúcar, sal, grasa o alcohol (en este sentido, bebidas como Ginsin premium ofrecen una sana alternativa).

Una dieta saludable nos ayudará a tener la energía y agilidad necesarias para tener una vida más activa y menos sedentaria, un punto clave para obtener una vida sana y feliz. Si conseguimos comer bien, podremos incorporar a nuestro día a día pequeños retos como utilizar las escaleras en lugar del ascensor, comprar en el supermercado más alejado, ir de caminata un domingo en lugar de plantarnos ante el televisor todo el día. Y así construir de forma progresiva una vida más activa. Cuando el cuerpo se ejercita, los músculos y el organismo se acostumbra a ello, y acabará pidiendo más ejercicio. Las caminatas de media hora serán de una y media, el cuerpo nos pedirá alternativas más potentes como apuntarnos a algún taller o al gimnasio.

Se recomienda hacer ejercicio al menos dos hora y media a la semana (como mínimo), pero espaciando pequeñas actividades físicas a lo largo del día superaremos ese mínimo sin tan siquiera darnos cuenta. Al controlar estos dos primeros puntos esenciales  para tener una vida sana y feliz, conseguiremos cumplir sin problemas el tercero: pérdida del estrés. Para ello es importante no obsesionarse con estas claves, si dedicas mucho tiempo y energía a preocuparte por comer bien y por hacer ejercicio físico, acabarás por aumentar el estrés y todo el trabajo realizado en los otros puntos caerá en saco roto.

 

Controlar el estrés implica proponer nuevos hábitos que sean progresivos, reales y factibles. Para alcanzar una vida sana y feliz no valen los atajos, es una carrera de fondo en la que hay que ir aumentando los retos a medida que se cumplen. Así evitamos caer en la frustración, la decepción y sumirnos en un continuo estado de estrés (estoy comiendo muy mal, me duele el cuerpo de estar todo el día sentada, la ropa ya no me queda como antes, etc). Para controlar el estrés hay que olvidarse de los micropensamientos que nos asedian cada día. En lugar de verlos como una barrera que nos impida actuar, hay que convertir esos pensamientos en los detonantes o impulsores de un cambio. Toda acción tiene una reacción. Podemos lamentarnos una y otra vez por los mismos problemas o podemos empezar a tejer un plan para sortearlos.

Proponer metas fáciles de alcanzar, que puedan ir convirtiéndose en metas más grandes y difíciles nos ayudará a seguir por el buen camino, manteniendo la motivación diaria sin apenas esfuerzo. Si eres de los que come sin control, no hace ejercicio y al llegar el verano quiere perder 20 kilos en dos semanas, este artículo no es para ti. Un reto como ese solo llevará a la frustración y la sensación de fracaso, nos sumirá en el estrés y nos quitará la motivación para seguir adelante con nuestro plan de llevar una vida sana y feliz. Las bebidas sin alcohol como Ginsin Premium favorecen a una vida equilibrada porque encaja con la dieta y la actividad física, ofreciendo una alternativa de ocio que no romperá con el nuevo estilo de vida que queremos llevar.

Cuando nos encontramos a gusto con nosotros mismos, física y mentalmente, aparecen otros ‘vacíos’ que hay que llenar para conseguir esa vida sana y feliz que deseamos. Somos seres sociales, sin una agenda social que nos mantenga en contacto con amigos y familiares nos convertimos en ermitaños que poco a poco irán descuidando todos los pasos dados anteriormente (¿para qué comer bien? ¿para qué tener buen aspecto? ¿para qué salir a correr?). Necesitamos una vida social activa que de sentido a todo lo  demás. Y aunque parezca ridículo decirlo, con el ritmo de vida de hoy en día es fácil descuidar las relaciones y encerrar la ‘vida social’ en el cajón de ‘pérdida de tiempo’. Error. Debemos hallar ese equilibrio entre nuestro tiempo personal y el tiempo que dedicamos a otros. Y como uno de los principales puntos de encuentro sociales son los bares y terrazas, es bueno conocer alternativas como el Ginsin para pasar un rato agradable entre amigos o salir de fiesta sin que el alcohol eche por tierra todos nuestros esfuerzos.

Hay que dedicarle el mismo esfuerzo y pasión a cada una de las claves mencionadas. Conseguir una vida sana y feliz es fácil si entendemos que hay que trabajar los distintos hilos para formar una tela de araña estable y duradera. Olvídate de dietas milagro, de ejercicios demoledores, y de retos inalcanzables. Una vida sana y feliz se consigue escalón a escalón, paso a paso. Y cada escalón será una inyección de motivación para dar el siguiente paso. La pregunta es ¿cuánto estás dispuesto a dar para conseguir esa vida sana y feliz que tanto deseas? Pues deja de leer y ponte a ello, te ayudamos a dar el primer paso con nuestro cartel de nuevos propósitos. Recuerda empezar desde abajo, no queremos empezar la casa por el tejado ¿verdad?

 

Publicado en Sin categoría y etiquetado , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *