resaca

La resaca no es solo un malestar pasajero

Mitos y verdades sobre la resaca

“El rendimiento deteriorado en estas habilidades refleja una menor concentración, disminución de la memoria y tiempos de reacción reducidos el día después de una noche de consumo excesivo de alcohol”, dijo el autor del estudio Craig Gunn, miembro de la facultad del departamento de psicología de la Universidad de Bath en una declaración.

La resaca sale cara

Quizás después de leer esta afirmación tengamos más cuidado a la hora de desempeñar ciertas actividades como conducir después de un día de borrachera. Según este estudio otra labor que no desarrollaremos como es debido estando de resaca es nuestra actividad en el trabajo, aunque esta parece más obvia por el malestar que tenemos en el cuerpo, debemos recordar que tendremos mermada nuestra memoria y nuestra capacidad de reacción. Se estima, por ejemplo,  que el consumo excesivo de alcohol le cuesta a la economía de los Estados Unidos alrededor de $ 249 mil millones, principalmente debido a la pérdida de productividad en el lugar de trabajo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

La razón por la que nuestro cerebro tarda en volver a funcionar correctamente durante la resaca es que el alcohol elimina los nutrientes esenciales y su capacidad de hidratación (y la del cuerpo en general), afectando también a las mecánicas cerebrales y al sistema nervioso central. Todo esto provoca faltas de coordinación y un rendimiento irregular de nuestras capacidades motoras y mentales.

resaca

La resaca sale cara

Lo que sí resaltan los nuevos datos es la necesidad de mayor conocimiento sobre los efectos de las resacas. Según la autora del estudio, Sally Adams, “hay una necesidad de mayor investigación en este campo donde la resaca del alcohol tiene implicaciones a nivel individual en términos de salud y bienestar, pero también más ampliamente a nivel nacional para la seguridad y la economía.”

Los investigadores esperan realizar estudios similares que examinen más a fondo los efectos sobre la salud y sobre la economía de las resacas.

depresión y ansiedad

El consumo de alcohol no solo está relacionado con problemas de rendimiento, también con una peor salud mental

Esto nos lleva a la cuestión de cómo debemos enfrentarnos a ese momento en que te despiertas y desearías haber cumplido (tal como dijiste al llegar al lugar de los hechos) eso de “me tomo una y me voy”

Pues bien, tenemos una terrible noticia: ninguno de los trucos que se han ido transmitiendo de generación en generación funcionan. Tomarte una cerveza, 3 cafés o inflarte de carbohidratos y grasas son leyendas urbanas que muy pocas veces funcionan, y si lo hacen se trata solamente de un efecto. Lo único que podemos hacer es intentar volver a nuestro cuerpo a su funcionamiento natural, bebiendo muchos líquidos para combatir la deshidratación; comer bien y equilibrado ese día y descansar todo lo que podamos.

“No vuelvo a beber en la vida” (mentira, reconócelo). Simplemente tómatelo con más calma la próxima vez que salgas y recuerda que hay muchas alternativas al alcohol. La resaca es solo uno de los males menores que supone el consumo de alcohol, muchos estudios han ratificado que beber tiene una relación directa con la proliferación de cánceres, problemas cardíacos y hepáticos… etc así como con las enfermedades mentales como la depresión o la ansiedad.

 

Publicado en Vida Sana y etiquetado , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *